“Charlatanería y Brujería se encuentran en un mismo hilo”

Posted on por ops3

 

Por: Wendy Yollotzyn Aguirre Leyva y Alma Karen Manzano Vidal

 

¿Será que en pleno siglo XXI sigue existiendo la brujería?

De acuerdo con la revista «Muy Interesante» a mediados del siglo XX se solía identificar a la brujería con la adoración al diablo y como tal fue perseguida por la iglesia, además hay antropólogos que la conectan con el bien, con las prácticas mágicas positivas y los antiguos actos paganos, especialmente los relacionados con la naturaleza, que se extienden por Europa antes de que el cristianismo ocupará su lugar.

En la actualidad la brujería es catalogada como una forma efectiva de hacerle daño a una persona, atraer a un ser amado o simplemente dañar a un enemigo, así, muchas otras personas la han llevado a un juego de mentiras utilizando estas prácticas esotéricas, abusando de la fe de las personas, jugando con sus creencias y haciendo pensar que la charlatanería ha sobrepasado a la brujería por un fin comercial y monetario.

En el libro “Wicca; La práctica de la brujería”, se define como la religión primitiva a la que se le considera anterior a la religión judeocristiana que es la mezcla de religiones judía, cristiana, católica y mormona. La creencia de la brujería es común en numerosas culturas desde la más remota antigüedad, en el occidente cristiano la brujería se ha relacionado frecuentemente con la creencia en el diablo, ya sea por desinformación o de una mala intención, sobre todo en épocas que hay que crear una excusa o culpar a alguien, en algunos momentos de la antigua Europa se desató una obsesión por la brujería, que desembocó numerosos procesos y ejecuciones de brujas denominado “caza de brujas”.

“La brujería como tal existe, si, o sea para la iglesia existe el bien y el mal entonces la brujería como tal existe, lo que es muy diferente es que la iglesia crea en ella, la iglesia no cree en la brujería” dice José Dolores Hernández Torres, padre de la parroquia San Francisco de Asís, del municipio de Nicolás Romero en el Estado de México.

 

Charlatanería en la brujería

De acuerdo con la definición de «La Real Academia Española» (RAE) un charlatán es alguien que habla mucho y sin sustancia, un hablador indiscreto o una persona que se dedica a la venta ambulante y anuncia a voces su mercancía.

Cristina Díaz, una mujer que se dedica a purificar a las personas que llegan a ella con problemas de malas energías, trabajo que realiza desde aproximadamente 10 años.

“Pues, porque hacen promoción, tiene locales y limpian ahí mismo, tienen una buena labia para engañar a las personas y gracias a ello pueden sacarles el dinero”, comenta Cristina que se encontraba sentada cómodamente en su cama.

 

¿Por qué sigue vigente? 

El eclesiástico José Dolores considera que “la brujería es una cuestión actual, yo creo que tiene que ver la idiosincrasia de la gente. Por ejemplo, en ambientes rurales como este se da más el tema de la brujería y vemos más personas que se dedica a eso, yo sé que aquí hay mucha gente que se dedica a eso, brujeria, hacer cosas buenas o hacer cosas malas”, se expresa de un manera abierta y alegre, “de hecho no lo tratan como brujería si no como algo que la gente puede contrarrestar. Yo repito, creo que más que otra cosa se refiera a la idiosincrasia de la gente”.

“Y esto no es una cuestión de iglesia, sino de sociedad, de culturas, más que de otra cosa, es en donde se da todo tipo de creencias y a mí, espero dios que no me hagan cosas de esas”. “Existen más charlatanes que brujos”, opina el fraile.

La señora María, es una más de las personas que han sido víctima de brujería, ella cuenta una de sus experiencias que hasta ahora la ha dejado con muchas dudas y sobre todo sorprendida, «yo tenía unos malestares en el estómago que no me permitían moverme mucho, menos agacharme y llevaba con eso varios días, pero las cosas cambiaron cuando el martes en la mañana me decidí a lavar un poco de ropa, cuando levanté una camisa negra del suelo comenzaron a caer gusanos de ella, al instante pensé que podría ser algún residuo de comida así que me sacudí la ropa que estaba con la camisa, aunque mi sorpresa fue que solo la camisa era la que estaba repleta de gusanos, pero lo que más temor me dio fue que esa camisa, es mía, y era la única repleta de gusanos… Me aconsejaron que los quemara y fue lo que hice, no sabía qué más hacer, debo decir que a partir de qué quemé a los gusanos, el dolor en mi estómago disminuyó y ahora estoy mucho mejor», cuenta con una expresión tranquila y tomándose las manos, mientras sonríe.

María no es la única que ha pasado por estas situaciones, Isabel, un mujer de tercera edad cuenta cómo murió su hermana por causa de un trabajo de brujería, «lo que le pasó a ella fue que le empezaron a salir unas manchas y de esas manchas se hicieron ampollas, la llevaron al médico y les dijo que tenía una enfermedad que era psoriasis, todos los especialistas a los que fueron le decían lo mismo, pero en año y medio que estuvo enferma nunca se curó y después le dijeron a su padre que la llevará a donde le quitarán su enfermedad, entonces fueron con una persona que les dijo que a ella la habían hervido en aceite y que ya no tenía remedio, que por eso se le hicieron como quemaduras en la piel y cuando ella falleció murió entonando los números del 1 al 18, la persona que la atendió nos dijo que ellos la podían curar, pero sin ninguna responsabilidad y que ella iba a morir un martes y así fue murió un martes 26 de diciembre y ella me dijo “sabes por qué me voy a morir… porque yo misma me fui a enterrar al panteón’ «, nos cuenta con coraje, porque además ella dice que sabe quién es la persona que hizo el mal y añadió que es perteneciente al barrio de Santiago en Zumpango, Estado de México.

 

Cómo identificar a un charlatán

 

“Pues porque ellos se dedican hacer promoción y no como tan no lo hace, nosotros nos demos a conocer de boca en boca, además tiene locales y uno no, y su herramienta fundamental es la buena labia, ya que con esto pueden engañar a las personas para sacarles dinero”, con una voz suave y de respeto habla Cristina.

 

Son personas que tienen mucha labia, buscan convencer o imponer su ideología sin tener fundamentos, una persona con oratoria no exhibe su habilidad constantemente, son interlocutores y se vuelve parte de una charla, mientras que un charlatán necesita ser el interlocutor y si es posible que nadie participe. Realmente una persona con parloteo tiene un poquito de charlatán, al no asustarle el uso de la conversación para obtener sus fines, sin embargo, la palabrería puede ser un instrumento útil para comunicar o engañar.

“El charlatán es aquel que te dice qué va hacer, qué puede hacer  todo, aquel que puede adivinar todo, que te puede curar de todo, es más dice que te puede curar de cáncer, no, ¡que te cura la diabetes!”, riendo comenta el cura.

 

Rosario Jiménez, una ama de casa nos cuenta su experiencia con un charlatán. “cuando era chica, mi mamá me llevó con un supuesto brujo, que decía me iba a limpiar de los males que tenía….fuimos, recuerdo que era en una habitación, como un sótano….y cuando llegamos el señor le pidió a mi mamá que se retirara, ya que no podía estar mientras me limpiaba, ella se fue y el señor cerró la puerta, él me pidió que me empezara a desnudar para limpiarme mejor, lo cual claro no accedi, le dije que estaba loco y comenzó gritarle a mi mamá que me sacara, pero no me hizo caso…. y pues lo que hice fue abrir la puerta yo misma a la fuerza, me salí y me fui a mi casa, mi mamá era muy ingenua y pensó que estaba endemoniada, aún le recuerdo a mi madre este suceso”, con tono burlesco platica su experiencia.

«El brujo no, él no se dedica mucho a ese tipo de cosas, el no hace limpias, es una persona que tiene un contacto muy directo con el mal, con el demonio y el charlatán no, por eso se le llama charlatán porque juega mucho con la necesidad de la gente y la ignorancia, él no te va a anunciar, son personas que están muy escondidas, no hacen mucha propaganda y el charlatán sí», con una pequeña sonrisa finaliza el sacerdote “¡ahí te pueden curar, ve por ahí, por acá…, te curan esto, te quita aquello, es más te quita el sueño!”.

 

Los trucos más utilizados de los charlatanes

Para ellos nada es imposible y es que aseguran tener la respuesta para todas las dolencias del sufrimiento humano, es fácil encontrarlos en televisión, radio y prensa escrita, muchas veces nos lo recomienda una vecina o un amigo ya que están en todo el país. Brujos, curanderos y adivinos han montado un negocio lucrativo que se nutre de la ingenuidad, sufrimiento y desesperación de muchos.

Existe una infinidad de trucos que utilizan los charlatanes para hacer creer a la víctima que están embrujados; en el programa de YouTube, “Top Land”, explican algunos de ellos.

“Cuando estás quemando aluminio, el que hace cris, ya ves que se hace oscuro y empieza a cambiar el color, así que rápido lo envuelven y ya con esta luz, según queda un poco bloqueada la situación”, platica Dolores Sánchez, vendedora de comida rápida y creyente de lo espiritual.

El efecto «Forer» consiste en que la mayoría de las personas toman por cierto lo que les dicen acerca de ellos. Estas descripciones son tan vagas. En 1948 el psicólogo Berthan Forer, probó el efecto dando a sus estudiantes resultados de un test de personalidad que habían hecho la mayoría de las descripciones; dijeron que encajaban con su personalidad sin saber que a todos les entregó la misma prueba.

Este tipo de descripciones son las que utilizan los brujos para leer el aura y en México los horóscopos.

Otro de los fraudes es el “agua que cambia de color”, una vez que probaron que sí son brujos, con trucos psicológicos tiene que probar que la víctima si está embrujada, como hacerle escupir agua limpia que se vuelve negra, pasarles un algodón por todo el cuerpo que después se vuelven negros, o que cuando te lavas las manos están sangran de repente.

Pero como dicen por ahí:

«La magia es solo ciencia que no entendemos aún»; Arthur C. Clarke, escritor y científico británico. Son simples trucos químicos presentados como magia.

Fraudes como «la serpiente en el faraón», te dicen que la persona tiene una maldición muy potente y para quitarla es necesario un pago en efectivo de cantidades extremadamente altas, otra práctica utilizada es «limpia con huevo» que consiste en hacerle una limpia con un huevo a una persona y, al trozarlo, notar un cambio en su consistencia, pero la realidad es que utilizan un método muy sencillo picando el huevo con una aguja inyectando una sustancia diferente para hacer creer a la gente que realmente tienen un mal, pero no es lo único ya que estas personas, charlatanes, utilizan diferentes formas como el «vómito de cabello» que consiste en darle una píldora rellena de cabello a la persona que va por ayuda, para que cuando la víctima regrese darle una bebida a base de laxantes y así decir que está curada.

 

“El mercado de los brujos”

 

El Mercado de Sonora es toda una aventura, al llegar, inmediatamente un desconocido advierte a los visitantes que cuiden sus monederos y carteras, pero para quienes buscan un contacto con la magia, el riesgo no importa.

Inaugurado en 1959, siempre ha sido conocido como el «mercado de los brujos», gracias a su pasillo 9, en el que se concentran unos​ treintena de locales que ofrecen experiencias mágicas. Aquí se ofrecen desde las clásicas limpias con hierbas o con huevo, lecturas de cartas, magia china, ritos caribeños de Palo Mayombe, así como algunas ceremonias que requieren el sacrificio de animales mismos que se venden en otra área de mercado.

Porcentajes 

De acuerdo con el portal de noticias «BBC News Mundo», en 1990 alrededor de 8.000 personas se identificaban como fieles a la brujería pagana, mientras que en el año 2000 alcanzaba una cifra de 134.000 personas y para el 2014 superaron el millón.

En el programa «Redacción ADN 40» de los datos obtenido a través de Enpecyt (Encuesta sobre la Percepción Pública de la Ciencia y la Tecnología), arrojan que un 73% de encuestados confían en la fe y muy poco en la ciencia, sin embargo, un 79% cree que la ciencia logra que la vida cambie demasiado rápido y un 73% reconoce que utiliza como tratamientos para combatir enfermedades la acupuntura, quiropráctica, homeopatía y limpias.

Costos de algunos trabajos

De acuerdo con el blog»el tarot de Esmeralda» del 21 marzo de 2018, dice que hay amarres de amor que pueden costar de 600 a 700 pesos o hasta menos, inclusive hay quienes únicamente piden colaboraciones a conciencia por el trabajo realizado.

“Me cobran, sí, hay unos, por ejemplo, yo pagué la primera consulta y me pidieron 5600 pesos para sacarme del problema que tengo en 212 días”, nos explica Dolores con una mirada de paz y tranquilidad.

Mientras que en 2017 según el periódico “Infobae” los precios se adaptan a cada necesidad, tanto en los productos como en los servicios. Una lectura de cartas puede ir desde los 250 pesos hasta los 500 pesos. Un «amarre» es más caro, porque requiere más trabajo: los más baratos rondan entre los 5.000 y 6.000 pesos, pero hay algunos que llegan alcanzar hasta los 60.000 pesos.

 

“Yo no cobro, solo lo que en mi canasto de ofrendas me depositen y lo de las velas tiene un costo aparte por quien desee adquirirla. Pero en si eso sería mi entrada de dinero”, aclara Cristina, mientras señala su canasta con pocas monedas en ella.

“No, no tengo local porque este es mi espacio, mi privacidad, y no puedo dejar a mi familia aparte si tuviera un local tendría que pagar por ello, y es un gasto que no deseo ocupar, prefiero estar en mi casa donde están todas mis comodidades y puedo pasar momentos con mis hijos”, con una sonrisa en su rostro nos comparte la médium.

 

Como respuesta a lo anterior, en 2010 la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) resolvió que es válido sancionar penalmente el delito de fraude específico, a los brujos o yerberos que obtengan un lucro indebido de la ignorancia, preocupaciones o superstición de la población.

Casos de charlatanes

En los años 80 el evangelizador Peter Popoff, era reconocido por famosas ceremonias que eran transmitidas por televisión, las cuales consistían en elegir a una persona del público diciéndole su dirección y si padecía algún tipo de enfermedad, pero lo que es cierto es que por medio de un aparato que se le colocaba en el oído podía escuchar a través de frecuencias de radio, datos de esa persona, además, las personas que asistían al programa debían escribir una tarjeta con su información y padecimientos, todas estas eran recolectadas por la esposa de Popoff, quien también era quien le hablaba por aquel aparato en su oído, aunque sirvió para engañar a muchas personas poco después se declaró en bancarrota.

Dama G, es una Youtuber mexicana que comenzó su carrera tratando temas sobre videojuegos, pero ahora goza de un contenido variado, tags, sketches de comedia y crítica social. En uno de sus videos llamado “La estafa de los hechizos de amor “, muestra como la Sra. María Angélica Palmieri, especialista internacional en regreso de parejas con 23 años de experiencia, en la página de contacto le pide que llene un formulario y realice un pago para recibir el servicio, no conforme con esto la youtuber mexicana se contacta con ella por medio de varios correos electrónicos recibiendo como respuesta agresión por parte de la Sra. Maria Angelica.

“Quien putas está detrás de esta red de estafadores, gente maleducada que solo usa las vulnerabilidades psicológicas y emocionales de gente inocente. 23 años de experiencia y mira no más como insultas a un cliente, utiliza la información brindada para dañar y denigrar psicológicamente. No creo que tener pensamiento mágico sea malo, joder al prójimo lo es.”, crítica la YouTuber Dama G, con tono sátiro.

 

De acuerdo con el diario «El País», 26 febrero 2019, existe un caso de un joven que hizo un conjuro de amor junto a una vía, lo que ocasionó el retraso de ocho trenes además provocó que se activará el protocolo antiterrorista en Alicante, el hombre de alrededor de 38 años de edad fue arrestado por colocar objetos sobre la vía además de el caos que creó, gracias a sus acciones el joven terminó siendo arrestado y posteriormente se le impuso una orden de alejamiento.

 

Casos como el anterior son impactantes de conocer ya que no se sabe exactamente en quien confiar, esto es lo que le pasó a un joven de 18 años quien acaba de entrar a trabajar a una gasolinera en las afueras del municipio de Tultepec, el joven cuenta que era un día normal pero «yo estaba cargando gasolina a las personas que se acercaban con su carro, pero uno de ellos llamó mi atención y decidí atenderle, para mí sorpresa en el interior del vehículo se encontraban dos mujeres que se presentaron como ‘gitanas’, les pregunté cuántos litros y comencé la carga de gasolina, pero cuando terminé y me dispuse a cobrar la mujer que iba manejando me dijo ‘préstame un billete y te leo tu dinero’, al principio no creí que  fuese verdad, pero accedí y le di lo que pedía, ella me dijo varias cosas pero ninguna me convencía, me regañaron en el trabajo por tardar tanto con un solo automóvil y le pedí me regresará el dinero, pero ella se negó y lo tomó como pago por un servicio que supuestamente yo había adquirido… estuve insistiendo un buen rato, pero al final arrancó su carro y se fue, dejándome a mí con la cuenta incompleta y que tendría que reponer con mis propinas de ese día. Ellas continúan viniendo a cargar gasolina, pero mis compañeros y yo hemos optado por pararnos frente al carro y no movernos hasta que paguen»

 

La brujería y la charlatanería son temas que están divididos por una línea muy delgada, tanto así que es complicado reconocer a simple vista a una persona que solo quiere ganar abusando de la fe y las buenas intenciones de algunas personas que van en su ayuda, aunque por el lado de la brujería existen muchos tipos y diversas formas de hacer bien o mal a terceros, lo que siempre debe quedar claro es que las intenciones que se tengan serán siempre las que la persona quiera o desea que ocurran o le pasen a alguien más, pero como dice la ley del karma, todo lo que hagas se multiplica, todos los casos que se presentaron fueron de personas que por mala suerte vivieron cosas desagradables, pero sin duda les dejaron experiencias de vida y que sin duda les ayudará para confiar o no, la charlatanería es parte de la brujería, porque lamentablemente existen más personas queriendo hacer/obrar mal, antes que ayudar.


Comentarios